lunes, 22 de enero de 2007

el inicio del blog

El blog, como género entre diario, bitácora narcisista, y periodismo de bajo riesgo, está adquiriendo una función social. Es sabido que el día no alcanzaría para ver toda la información que se genera en la web. Sin embargo, siempre estamos rumiando entre las páginas que conocemos y que nos son familiares. Así se agradecen los blogs de los cuates, donde uno se puede enterar qué neuronas quemaron el fin de semana. La duda me rondó unos días. ¿Cómo ofrecer un humilde blog multimedia sin ser pretencioso? Porque a fin de cuentas: ¿quién necesita leer mi blog? Uno le escribe al vacío, a los cuates y a los curiosos. Pues nada más ni nada menos. De eso se trata. Y de paso contribuir a la consolidación de la creciente comunidad de comunicadores marginales.

J

2 comentarios:

Juan dijo...

soy la unica unica fan de juan.

Pablo dijo...

bueno, tanto como fan no llego ni el club se viste, aunque sí aprovechar tu espacio para embadurnarlo de ciertas letras quizá versos latigados y hasta pegajosos o ni siquiera eso ni comentar o sí, es un hecho el espacio recuperado y de ahí mi gratitud...